Un nuevo regalo para tí y.. para los que te importan

¿Cuántas veces queremos hacer algo “por” y “para” alguien y no sabemos cómo? Incluso, puede que queramos hacer un regalo y ¡no sabemos qué regalar! ¿Te suena?

Hoy te presentamos una nueva forma de cuidar a las personas que te importan, sí, esas que tú sabes y por las que seguro te gustaría hacer un “algo más”.

Comparto con vosotros una nueva práctica que para mí tiene muchas connotaciones… generosidad, escucha, desprendimiento, cuidado, mimo, regalo para alguien especial…
¿Estás preparado?

Para empezar, vamos a partir de la siguiente premisa (y basada en las prácticas de Thich Nhat Hanh): “Nuestro cuerpo es el primer cuerpo y alguien de nuestra familia o grupo (amigos, compañeros, conocidos…) es nuestro segundo cuerpo”

Ahora… piensa y siente por un momento: ¿quién es esa persona a la que te gustaría dedicarle algo especial?. ¿La tienes?

¡Enhorabuena! Entonces ya estás preparado para comenzar la nueva práctica. Y recuerda… esa persona va a ser un segundo cuerpo para tí.

Tú segundo cuerpo. ¿Qué quiere decir esto? Qué vas a prestar tu atención a lo que ese cuerpo necesita, le gusta, lo que le hace sentir especial. Nos olvidamos de nosotros y pensamos en las necesidades y lo que espera esa persona, tu segundo cuerpo. La observación es clave y significa aquí ”cuidar y ayudar”… ¡Esta es la finalidad!

Recuerda también, cada uno tiene sus necesidades. Déjate llevar, fluir y detecta lo importante para esta persona elegida. A veces te bastará con una palabra amable, otras solo escucha, una mirada, estar al lado… Tú lo sabes. Dáte permiso para probar.

Entrena esta práctica y comparte tu resultado. Recuerda también que es extesible a otras personas. Por ejemplo, en una familia o grupo de amigos, todos pueden escoger un segundo cuerpo. ¿Cuál será el efecto?… ¡Pruébalo!

“Tú decides” y como dice una persona especial y con gran huella en mí, personal y profesionalmente, ten presente que “detrás de cada persona, hay una realidad”

Elisa

Si te ha gustado este regalo, ¡compártelo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *