Tus pensamientos determinan tu realidad

Foto: Brooke Cagle para Unsplash

Foto: Brooke Cagle para Unsplash

Si te das cuenta del discurso de otras personas, tanto en cuestiones políticas, religiosas, pero sobre todo de la vida, cada uno se convence cada vez se convence más de su creencia, vaya ésta en la dirección que vaya. Y tú lo ves desde fuera y dices…¿no se da cuenta de que esto no es así, sino así?

Lo que piensas determina lo que decides, lo que decides determina lo que haces o no haces. Y lo que haces o no haces, determina tus resultados. Así que lo que piensas acaba determinando tu realidad, una y otra vez, y así vas confirmando tu guión, tu creencia. La vida siempre te da la razón. Así que elige bien lo que quieres pensar.

¿Y puedo elegir lo que pienso? Es verdad que muchos pensamientos (la mayoría de ellos) son automáticos, porque empezamos a pensarlos hace mucho tiempo y vamos confirmando nuestra hipótesis una y otra vez. Si quieres cambiar tu pensamiento, primero debes hacerte consciente de él. Como ejercicio, te invito a que, ante una situación que no te guste, que te dé miedo o te provoque ansiedad, hagas un rato de observar lo que piensas con respecto a esa situación. Seguro que encuentras una creencia que es la que verdaderamente te provoca ese miedo, ante la cual tu cuerpo responde.

¡Gracias por leer!

Ana Millán

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *