Entradas

Sonríe y sé feliz, ¡sé tú mismo!

Salir de la zona de confort es fundamental si queremos avanzar, si queremos conseguir nuevos retos, crecer, construir… Ingredientes básicos para ello son también y de nuevo, el autoconocimiento y laautoconfianza.

Si vivir el futuro es una posibilidad y depende de mí la actitud con la que voy a afrontar mis circunstancias, la realidad, también lo es permitirme y dedicarle un espacio y tiempo al momento presente, al “aquí y ahora” y recordar qué valores, fortalezas y talentos me caracterizan y en los que quiero y podré apoyarme en mí día a día y/o para afrontar nuevos retos, desafíos.

Sólo uno mismo los conoce y… ¡mejor que nadie! Al igual que nadie tiene la suficiente información sobre nosotros mismos como para pretender aconsejarnos qué es lo mejor para nuestras vidas.

La veracidad y honestidad se convierten así en elementos necesarios así como darse el permiso de “sentir” y hacer una parada para recordar esos talentos, tesoros únicos y personales y que también podemos brindar a los demás, generando cosas nuevas y de un especial valor.

¿Cómo?
Incrementando nuestra consciencia sobre la realidad, mi experiencia del aquí y ahora, cómo la vivo, repasando mis fortalezas, con confianza, honestidad, franqueza… Y de muchas otras maneras, muy sencillas como podrás ver en este video, también especial y único.

Y por último…
¿Qué te ha gustado más?
¿Cómo lo puedes aplicar?
¿Qué valor estarás honrando?

“Tú decides. Tú eliges”

Elisa Rodriguez

ÉXITO = VOLUNTAD + ESFUERZO

“El éxito no se logra solo con cualidades especiales. Es todo un trabajo de constancia, de método y organización” (JP Sergent)

Hoy proponemos una parada para hablar de algo diferente y que a la vez es uno de los pilares de Salto 51 junto con el potencial de la persona: el Sentido.

Queremos hablar de plenitud y sentido. También de la voluntad y el esfuerzo necesarios para conseguir nuestros objetivos y sentirnos con esa energía tan especial y que nos hace sentir diferentes, con la que todo fluye, con la que uno se siente serenos, sabe estar y… sobre todo se siente “lleno y tranquilo”.

Cada uno sabe lo que es realmente importante para sí mismo. También lo que le llena. Y aquí, nuestro tip para recordar que la plenitud de la persona y consecución de nuestros objetivos o propósitos requiere pasar a la acción y lleva consigo el desarrollo de todas las dimensiones, características del ser humano; tanto la intelictivo-racional como la volitiva y la afectiva-emocional. Y es que estas tres facetas son… ¡son inseparables!

Si paramos un momento en estas dimensiones, podemos recordar que:

  1. Los sentimientos (dimensión afectiva-emocional) son algo de lo que no podemos prescindir. Conectan con nuestra parte mas íntima y expresan lo que realmente el ser humano quiere, entiende e intuye. Cada sentimiento tiene en sí un fin propio, concreto y también, nos da una muy valiosa información. Es importante así conocerlos para regularlos, tener un comportamiento adecuado y mejorar nuestro rendimiento así como estabilidad emocional.
  2. Al igual que los sentimientos deben ser modelados y educados, también es clave prestar atención a las medidas o dosis de voluntarismo y racionalismo que ponemos en nuestra actuación. ¿Cuándo las ponemos? ¿Para qué?
  3. A qué se refiere la dimensión volitiva… ¿Qué sabemos?  ¿qué es la voluntad? La voluntad es una facultad intelectual. Es la “tendencia por la cual nos inclinamos al bien conocido intelectualmente”. Se refiere a “lo que yo quiero”, sí. Y va más allá… Es la capacidad para hacer algo que supone esfuerzo (sin obtener fruto inmediato), disciplina y constancia.

Con este mapa… la acción es lo que nos permite transformar la posibilidad en realidad. Esto implica hacer aterrizar las decisiones en acciones y también, hacer un ejercicio de voluntad, pasar del deseo al hecho a través de esa disciplina, constancia, responsabilidad y deseo de sentirnos plenos. Cada cual necesitará una “receta” personal e individual, sí; recordando y siendo conscientes del resultado que tendremos según sea ésta.

Necesitamos de sentimientos para obrar con vigor así como voluntad, querer hacer, tomar decisiones y pasar a la acción, esa que nos hará “vibrar” y nos llevará a un equilibrio y ayudará a conseguir nuestras metas.

Te invito a dejarte asombrar por este Video, caminar hacia tus metas y recordar cuánto “quieres lograr el éxito”, tu éxito. Sólo tú sabes cómo es para tí.

Elisa Rodríguez
Salto 51

De la posibilidad a la realidad