Cuida tu bienestar

Hoy quiero invitarte a llevar tu atención a algo realmente revelador y tan sencillo como es … el cuerpo.

El cuerpo como fuente de información, para aprovecharla al ser una fuente realmente reveladora de aquello que queremos, de lo que nos pasa, de lo que realmente queremos… Es algo tan sencillo que quizás, incluso no queremos mirarlo en algunas ocasiones por la información que nos da, tan real… y que a la vez tanto influye en cómo estamos, cómo nos sentimos y avanzamos o no en relación a nuestros retos y objetivos.

¿Cuánto escuchas a tu cuerpo?

¿Cuántas veces  ves algo y prefieres no seguir escuchando?

Entonces, ¿qué está pasando realmente?

Hay muchas maneras de tomar o ampliar conciencia y encontrar nuevos significados, realidades para tomar una opción u otra. Muchas veces anteponemos la racionalidad sobre las emociones y parte corporal, olvidando que todo ello (queramos, nos guste o no)… ¡forma parte de nuestro ser!

En este sentido, el cuerpo nos da información constante de lo que nos pasa, reflejando como si un espejo fuera, eso que llevamos en lo “más dentro”. Diría, que casi mas que la cabeza.

Y es el que el cuerpo no engaña mientras la mente si nos puede liar o confundir un montón a veces. Es… como ¡una brújula!, que siempre llevas, bien guardada, ¡siempre te guía! Eso sí, tú decides si seguirla o no.

¿Cómo podemos entonces “escuchar” a nuestro cuerpo?

Te enseño 3 sencillas formas para hacerlo.

  1. Movimiento y expresión corporal
  2. Sensación
  3. Energía

Empezamos hoy con tu movimiento y expresión corporal.

¿Cuál es la postura adopta tu cuerpo cuando alguien viene a contarte algo positivo o con alegría? ¿ Cuál es cuando eres tú el que lo cuenta?

Probablemente tu cuerpo estará relajado, sereno y suelto y soltando chispas de energía…

Ahora bien, ¿puedes pensar en lo contrario? ¿qué postura corporal recoge esa situación? Tal vez, la cabeza baje y tu cuerpo se incline hacia delante…

Queramos o no, nos guste o no, debemos aceptar que el cuerpo acompaña a nuestra mente y también a nuestros  sentimientos.

Te invito a pensar y sentir qué forma adopta tu cuerpo cuando te invade la alegría, satisfacción y por qué no, cuando te llega la tristeza, un enfado, decepción… ¿Lo tienes?

¿Qué mensaje tiene esto para tí? ¿Que quieres hacer con ello?

Por hoy es todo. En siguientes post, continuaremos con las otras formas propuestas. También recordarte otras opciones de trabajar para tí que te presentaba hace poquito, para ayudarte a conseguir transformarte en la persona que quieres ser y avanzar en la dirección correcta para tí.

​Tienes todos los detalles aquí para saber que podrás obtener. Ahora, como seguidor y miembro de la comunidad SALTO 51, con una importante ventaja y es un 21% de descuento para tí y los tuyos. Sólo tendrán que decir, que vienen de tu parte.

Puedes aclarar cuanto necesites o reservar ya tu plaza.

Salta de la la posibilidad a la realidad
Elisa
Fundadora SALTO 51

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *