Confianza

“Cuando te acostumbres a no tomarte nada personalmente, no necesitarás depositar tu confianza en lo que hagan o digan los demás. Bastará con que confíes en ti mismo para elegir con responsabilidad. Nunca eres responsable de los demás; sólo eres responsable de tí mismo. Cuando comprendas esto, de verdad, y te niegues a tomarte las cosas personalmente, será muy difícil que los comentarios insesibles o los actos negligentes de los demás te hieran.”

Dr. Miguel Ruiz

Parece que a veces nos gusta o nos dejamos hasta impresionar por las opiniones o comentarios que los demás hacen o dirigen hacia nosotros… Y ya sean positivos o no tanto, nos dejamos atrapar por las opiniones de los demás.

¿Cómo nos hacen sentir estas opiniones cuando las tomamos de manera personal?

¿Qué hace lo tomemos de esta manera?

¿Para que no tomar nada personalmente?

Tener confianza en nosotros mismos nos hace inmune de los comentarios que podemos recibir de los demás ya sean positivos o negativos. Así si nos dicen algo bueno, probablemente no nos lo digan por nosotros; no es necesario que nos lo digan para saberlo o creerlo. Si por contra es algo negativo, se puede tratar de una percepción o forma de ver el mundo de esa persona y puede o no corresponderse con nuestra realidad. ¡Sólo uno lo sabe!

Somos libres para elegir y responder de la manera que queramos al recibir o escuchar un comentario de otra persona, eligiendo también donde enfocamos nuestra mirada, como si fuera un abanico de posibilidades.

Cuando no tomamos nada personalmente incrementamos nuestra responsabilidad y compromiso con nosotros mismos. No hacemos depender nuestra confianza en los demás.

Te inivito a revisar cómo estás respondiendo ante estos comentarios u opiniones y cómo te gustaría hacerlo.

Elisa Rodríguez

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *