REFLEXIONES: EL RECHAZO

EL RECHAZO. Una emoción

Habitualmente nos paramos ante otras, desde la alegría, pasión, felicidad hasta la ira, tristeza o rabia. ¿Cuánto sobre el rechazo?

Comparto algo que he leído muy recientemente y me ha gustado: 

“Cuando sentimos el rechazo de alguien es como si directamente sintiéramos que no somos correctos, que hay algo mas o inadecuado en nosotros, como si debiéramos corregir algo”

¿Te ha pasado o has sentido esto alguna vez?

Pon atención cuando pueda ocurrir pues esto nos conecta con la culpa, una de las emociones más destructivas y dañinas. Acepta la idea de que eres completo con lo que eres y subirás tu energía y no sintiéndote emocionalmente rechazado. Sí, con confianza en tí y serenidad.

Un momento “slow” cuando tu quieras

Hoy comparto 2 recursos para ayudarte a generar un momento “slow”, de calma y bajada de ritmo para mejorar tu equilibrio y bienestar.

El primero, es la siguiente cita basada en reflexiones de Bert Hellinger :

¿Qué te evoca?

El segundo, basado en la atención a tu postura corporal y en este caso en formato audio. No te lo pierdas.

Espero te gusten y ayuden a seguir tu camino y avanzar en la dirección correcta para tí.

Tú decides.

Elisa

Recursos para tu bienestar

Es más fácil de lo que parece. Cuida tu bienestar y lo que te hace sentir bien.

Hoy quiero compartir contigo  uno de mis recursos favoritos, quizás un clásico y de hace algún tiempo … y sin embargo, cada vez que lo veo, me hace sentir tan bien… espero que a tí también.

Además, recientemente en una sesión de coaching, a punto de iniciar una visualización, lo ví al buscar una música especial para la ocasión y me hizo parar y darme cuenta que no lo había compartido contigo, que lo tendría muy presente en mi siguiente post.

Así, que aquí te dejo ese favorito y que podrás utilizar cuando quieras:

  • Recordar cosas bonitas y con significado para tí
  • Tocar lo que te hace sentir, pensar y actuar bien, de la mejor de las maneras o no precisamente tan bien…
  • Poner en valor las cosas sencillas, esos detalles del día a día, que sí… son los que marcan la diferencia, y nos hacen pensar, sentir y actuar 
  • Y sobre todo… recordar lo que te importa, a tí. Sólo tu lo sabes.
     

Además, puedes también elegir uno de esos momentos que vas a ver para elevar tu compromiso contigo y con lo que te importa. ¿Qué quieres hacer más a partir de ahora? ¿Qué momento eliges?

¿Sabías que…?

“El agua que no corre, se estanca, se pudre y huele mal. También la vida que no fluye, se pudre.”

¡Tú decides!

 

 

Respiración y mindfulness

“La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces”

(Proverbio persa)

Foto: Kosal Ley

Para romper el círculo de la ansiedad, empezamos hoy con técnicas sencillas para la sensación física. Hablamos de:

  • Respiración
  • Mindfulness

La relajación es la respuesta antagónica a la respuesta de estrés.

Respiración sencilla 

Te propongo empezar primero conociendo la respiración típica de la ansiedad… Para ello vamos a hacer un ejercicio, y es reproducir la “respiración ansiosa”

1_ Inspira como si quisieras coger todo el aire de la habitación

2_ Espira rápidamente, de una

3_ Repite estas respiraciones 5-6 veces

4_ ¿Sientes la ansiedad? El corazón late más rápido, la presión sanguínea aumenta

El cerebro reptiliano se encarga de la respiración de forma automática. A diferencia del resto de funciones autónomas, la respiración es la única que podemos modificar. Para estimular el nervio vago, que es el que nos ayuda, hablando de manera sencilla, a relajarnos, podemos comenzar con un ejercicio sencillo: inspira en 4-mantén en 6-espira en 4 (espira como si estuvieses echando vaho para limpiar unas gafas). Haz este ejercicio como un entrenamiento, para que se convierta en un hábito, y para que tu cuerpo se acostumbre a relajarse cuando lo necesite.

Respiración diafragmática

Sentado en una silla, observar la respiración.

No la fuerces, sólo obsérvala. No la empujes, no la eches, sólo déjala.

Una vez has observado tu respiración durante un rato, pon ahora una mano sobre el abdomen y otra sobre el pecho. Inspira lentamente llenando de aire tus pulmones, de manera que se eleve tu abdomen, después tus costillas y por último, tu clavícula. Repite este ejercicio durante 5 minutos.

Midfulness

El mindfulness no es una técnica como tal, sino una actitud, un estilo de vida, que heredamos de la meditación oriental y que tiene que ver con prestar atención a lo que hacemos, dentro, fuera y en el presente. Tiene que ver con el amplio concepto de “darse cuenta”.

La sociedad actual pide de nosotros muchas veces un nivel de alerta muy elevado, prestando atención a múltiples estímulos y muy en el futuro, y la ansiedad se trata de este estado de hiperactivación mantenido. Por eso surge el mindfulness, para proponernos ensayar una actitud más consciente, dándose cuenta del momento presente, de lo que estamos haciendo ahora, en este momento.

Permitirse ensayar esta actitud nos reporta un beneficio a corto y medio plazo, rebajando la ansiedad y siendo más consciente de lo que hacemos o sentimos.

Puedes practicar mindfulness mientras tomas café (disfrutando su aroma, su sabor, su temperatura, dándote cuenta de cómo entra en contacto con tus papilas gustativas…) o mientras das un paseo (dándote cuenta de tu estado físico, cómo estas de cansado, cómo se mueven tus piernas, la temperatura…)

Os animamos a probarlas y esperamos que os sirvan.

Si quieres ensayar más técnicas, escríbenos un correo y te informamos.

Ana Millán

¡Feliz 2017!

Queremos desearos lo mejor en este nuevo año, ¡que seas muy felices!

Foto: Brigitte Tohm para unsplash

Foto: Brigitte Tohm para unsplash

Los grandes retos están compuestos de otros más pequeños, y la vida se compone de  detalles. Así que os dejamos 12 pequeños propósitos para 12 nuevos meses…¡esperamos que os gusten!

1.Mejora tus relaciones

  • Queda con alguien a quien no ves hace tiempo
  • Llama a un amigo del pasado
  • Deja el móvil en otro sitio cuando estés con amigos o familia
  • Dile a un amigo que es importante para ti

2. Haz ejercicio físico

  • Bájate una parada antes del bus o del metro
  • Ve a pasar un día al campo
  • Da un paseo con alguien de conversación agradable
  • Haz turismo por tu ciudad

3. Toma conciencia

  • Sé sincero sobre cómo te sientes hoy
  • Date cinco minutos para observar tu respiración
  • Reflexiona un momento sobre cómo ha ido el día

4. Da

  • Date cuenta de lo que se te da bien, y ofrécete a tus amigos, a los demás
  • Escucha a un amigo que tiene un problema, sólo escucha
  • Haz una pequeña donación

5. Haz cosas nuevas

  • Prueba ese hobbie que siempre te ronda la cabeza y nunca has empezado
  • Descubre un nuevo camino a casa
  • Prueba una nueva receta

6. Busca tu dirección

  • Ponte una meta importante para ti, no para otros
  • Piensa cómo te gustaría ser el año que viene
  • Disfruta de lo que consigues

7. Cuida de tu cuerpo

  • Duerme media hora más (o menos)
  • Sal y disfruta de la naturaleza
  • Apaga los aparatos electrónicos para dormir

8. Mantén tu mente activa

  • Ve a una exposición cultural
  • Lee un libro de tu género preferido
  • Habla con alguien interesante

9. Practica la resiliencia

  • Piensa en tus herramientas para salir de las crisis
  • Encuentra lo positivo de los cambios
  • Valora tus pequeños esfuerzos para superar los obstáculos del día a día

10. Realza tu emoción positiva

  • Da las gracias
  • Disfruta de los momentos felices
  • Aprovecha momentos de inspiración

11. Acéptate

  • Mírate al espejo y perdónate lo que no es perfecto
  • Entiende por qué eres como eres

12. Toma conciencia de tu propósito

  • ¿De qué formas parte?
  • ¿Cómo contribuyes a la sociedad y a tu entorno?

El círculo vicioso de la ansiedad

La ansiedad no es un ente externo, sino algo que pasa en nuestro cuerpo. Eso puede ser un alivio, si decides intervenir, pero un problema si dejas fuera la responsabilidad. Hoy os traemos el “círculo vicioso” de la ansiedad, o esquema explicativo, para que desde el conocimiento se pueda intervenir.img_0293

A nivel físico, hay una serie de constantes que se alteran: la frecuencia cardíaca aumenta, la presión arterial se eleva, los músculos se tensan… Todo esto pasa porque el cuerpo interpreta que tiene que ponerse en marcha para la acción. Esta acción, cuando éramos hombres de las cavernas, era física, pero ahora suele ser más de otro tipo, mental A nivel de pensamiento; la activación física hace que no pensemos con claridad, y podemos experimentar dificultad de concentración, incapacidad para tomar decisiones, peor memoria, percepción distorsionada… Y esto a su vez nos genera emociones negativas: inseguridad, nerviosismo, frustración, cólera, ira… Esas emociones se convierten en un combustible para la generación física del estrés .

Entonces, ¿cómo rompemos el círculo?

– interrupción o canalización de la sensación física

– Interrupción de estrategias mentales – Canalizar y reprocesar la emoción

Analizamos estrategias para cada fase en próximos posts

Programa de desarrollo Oxígeno

 

air

Os compartimos nuestro nuevo programa de desarrollo, “Oxígeno”, que se celebrará el Madrid, den cuatro sesiones, el tercer viernes de cada mes, a partir del próximo viernes 16 de Diciembre.

Esperamos que os sea útil.

Para ampliar información, no dudéis en llamarnos o escribirnos.

¡Buena semana!

Elisa y Ana

Foto: Hendra Pontomudis

Sonríe y sé feliz, ¡sé tú mismo!

Salir de la zona de confort es fundamental si queremos avanzar, si queremos conseguir nuevos retos, crecer, construir… Ingredientes básicos para ello son también y de nuevo, el autoconocimiento y laautoconfianza.

Si vivir el futuro es una posibilidad y depende de mí la actitud con la que voy a afrontar mis circunstancias, la realidad, también lo es permitirme y dedicarle un espacio y tiempo al momento presente, al “aquí y ahora” y recordar qué valores, fortalezas y talentos me caracterizan y en los que quiero y podré apoyarme en mí día a día y/o para afrontar nuevos retos, desafíos.

Sólo uno mismo los conoce y… ¡mejor que nadie! Al igual que nadie tiene la suficiente información sobre nosotros mismos como para pretender aconsejarnos qué es lo mejor para nuestras vidas.

La veracidad y honestidad se convierten así en elementos necesarios así como darse el permiso de “sentir” y hacer una parada para recordar esos talentos, tesoros únicos y personales y que también podemos brindar a los demás, generando cosas nuevas y de un especial valor.

¿Cómo?
Incrementando nuestra consciencia sobre la realidad, mi experiencia del aquí y ahora, cómo la vivo, repasando mis fortalezas, con confianza, honestidad, franqueza… Y de muchas otras maneras, muy sencillas como podrás ver en este video, también especial y único.

Y por último…
¿Qué te ha gustado más?
¿Cómo lo puedes aplicar?
¿Qué valor estarás honrando?

“Tú decides. Tú eliges”

Elisa Rodriguez

ESPECIAL BIENESTAR

Disfrutar el presente… como una “taza de té”

Depurar
Se dice que “para disfrutar de una buena taza de té debemos estar completamente atentos al presente”. Sólo siendo conscientes del presente, nuestras manos sentirán el calor de la taza. Sólo en el presente aspiraremos el aroma del té, lo saborearemos y llegaremos a apreciar su exquisitez. Si estamos obsesionados por el pasado o preocupados por el futuro, dejaremos escapar la oportunidad de disfrutar de esta taza de té. Cuando miremos el interior de la la taza…¡su contenido ya habrá desaparecido!
Con la vida puede ocurrir algo parecido. Si no vivimos plenamente el presente, en un abrir y cerrar de ojos la vida se nos habrá escapado, o parte de ella… Probablemente habremos perdido sus sensaciones, su aroma, su exquisitez, su belleza y sentiremos que ha pasado con toda velocidad.

“Sentarse y recogerse”
El pasado, “pasado está”. Eso sí, aprendamos de él, asumamos las posibilidades que nos entrega y dejemos atrás esas que nos restan o limitan.
¿Y el futuro? El futuro ni si quiera ha llegado. No perdamos entonces el tiempo del presente preocupándonos por él. Hagamos planes para él sí, con sentido y proyección según lo importante para nosotros.
Igual que con la taza de té, cuando dejemos de pensar en lo que ya ha ocurrido y en lo que todavía no ha pasado estaremos en el presente, podremos vivirlo con atención y experimentando la alegría de sentir ese momento.

¿Cómo?
Escoge uno o varios momentos al día para sólo sentarte y recogerte. Practicar la escucha y atención a uno mismo puede ayudarnos a re-centrarnos y recuperar la visión del asombro, dónde desde la sorpresa inicial todo guarda algo por descubrir, admirar, disfrutar.
¿Dónde estás poniendo tu atención? ¿Con qué te comprometes?

 

Salto 51. De la posibilidad a la realidad